Revista de rehabilitación, reformas e instalaciones
Google search engine
Revista de rehabilitación, reformas e instalaciones
Google search engine

Más resultados

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Isabel Alonso: “Debemos reinventarnos como industria, la tecnificación y la digitalización nos deben ayudar a hacerlo”

Google search engine
iRehabitae-BMI-2024

Isabel Alonso de Armas, Marketing and Sustainability Director para BMI Iberia

Se habla desde hace tiempo de la importancia de la rehabilitación y la eficiencia energética como palancas necesarias para un cambio estructural en el sector. ¿Cuál es su opinión sobre el momento actual del mercado? ¿Hemos avanzado lo suficiente durante los últimos años?
La industria de la construcción es un sector “de micropymes”, donde más del 90% de las empresas cuentan con menos de 10 empleados. Lo que sumado a lo cíclico de nuestra actividad, nos confiere una inercia estructural tal que hace necesario más tiempo para una transformación en comparación a otros sectores. Salvo en el caso de disrupciones, como lo fue la Covid-19, que supuso un avance en la digitalización sin precedentes.

A pesar de ello, las empresas han hecho los deberes, cada uno en base a sus posibilidades y escala. Por ejemplo, los fabricantes como agentes tractores, ofreciendo soluciones y productos que cubran las necesidades prestacionales de proyectistas cada vez más exigentes, así como ayudando con sus academias a una actualización de conocimientos de instaladores y aplicadores.

Por ello, considero que las empresas están listas y más que predispuestas para afrontar la renovación del parque edificado que se nos propone con los Fondos Next Generation. Si bien, no está todo hecho, pues no es suficiente que se ofrezcan productos o servicios alineados con la sostenibilidad, se pide a las empresas que incorporen criterios ESG en su propia gestión, y esto marcará la diferencia.

Los objetivos de la Unión Europea son muy ambiciosos en el horizonte 2030 y 2050 en rehabilitación energética, lo que también supone una oportunidad para el desarrollo del sector. ¿Cuál cree que será el devenir de la rehabilitación, la reforma, la eficiencia energética y las instalaciones a medio y largo plazo? ¿A qué desafíos se enfrenta?
Hace años se comenzó a hablar de la importancia de la eficiencia energética en los edificios, posteriormente se incorporó en las conversaciones y ponencias de congresos, su descarbonización e incorporación de energías renovables, sin embargo, un edificio sostenible abarca más conceptos: la reducción de huella de carbono en los procesos, avanzar en la economía circular, optimizar la gestión del agua, etc.

Para mí, en términos de actividad de rehabilitación, son clave dos aspectos: visión global y velocidad. Respecto al primero, la actualización del parque edificado se ha de afrontar contemplando “de la cuna a la tumba” e incorporando el mayor número de impactos posibles.

En relación al ritmo de edificios rehabilitados al año, es nuestro gran reto como país, no logramos que despegue y se aleje de la línea base de las 30.000 viviendas rehabilitadas al año, y eso que debemos multiplicar por 10 dicha cifra. Según el INE, en 2021 sólo el 16% de los hogares residía en alquiler, por lo que la toma de decisión para emprender una rehabilitación está muy atomizada, ciudadano a ciudadano. Por ello, acciones lideradas por las administraciones públicas como incentivos (IVA reducido, deducciones fiscales, etc.) y una campaña de comunicación masiva y duradera en el tiempo será imprescindible para lograr la actividad de rehabilitación deseada.

Tampoco debemos olvidar la sensibilidad cada vez mayor de inversores y entidades bancarias a los criterios ESG, al evaluar la obsolescencia de la cartera inmobiliaria para financiaciones e inversiones.

Uno de los principales problemas más acuciantes del sector es la falta de mano de obra, en buena medida por la falta de relevo generacional. ¿Cómo cree que se podría paliar esta situación y atraer talento y mano de obra a nuestro mercado?
La falta de relevo generacional es un problema estructural de nuestro sector, que llevamos viendo cómo vamos perdiendo atractivo para el joven talento y cómo no hemos sabido recuperar el perdido en la crisis de 2008. A esto sumar que la mujer representa menos del 10%, por lo que también nos estamos perdiendo el potencial de la mitad de la población.

Debemos reinventarnos como industria, donde la tecnificación y digitalización nos ayudarán a cambiar la percepción que se tiene de la construcción y edificación. Nuestra industria puede ofrecer una carrera profesional de continuidad y con proyección de futuro, sólo recordemos el gran volumen de renovación edificatoria que debemos acometer. La industrialización en la promoción inmobiliaria es ya una realidad que no deja de crecer y seguro será un buen reclamo para el talento joven e impulso de la diversidad.

Compartir: