InicioArtículos TécnicosOportunidades de mejorar la seguridad contra incendios a través de la rehabilitación

Oportunidades de mejorar la seguridad contra incendios a través de la rehabilitación

Google search engine

Artículo de Rafael Sarasola, Tecnifuego, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios

En estos momentos en el que muchas comunidades de vecinos optarán por un Plan de rehabilitación de vivienda, es importante tener en cuenta la implementación y/o mantenimiento de los sistemas de protección pasiva contra incendios en las edificaciones.

En este sentido, hay que fijarse en varios apartados, por ejemplo, el aislamiento térmico puede cambiar las características de combustión de los nuevos materiales, y por tanto aparece la necesidad de adaptar las instalaciones a una mayor exigencia de los materiales para su protección frente al fuego.

 La utilización de materiales cuya reacción al fuego sea la adecuada al uso y conforme a las normativas limitará la aparición del incendio y su propagación al inicio del mismo. Materiales poco inflamables, que no goteen y no liberen humo serán los más adecuados.

La rehabilitación de edificios comporta diversas modificaciones de la estructura, cambios en sectores de incendio, mejora o modificación de las vías de evacuación. Todo ello produce un cambio en las especificaciones del edificio (cambio en la resistencia al fuego de determinados elementos constructivos de la obra).

Elementos compartimentadores: Cerramientos: elementos planos con función únicamente separadora o delimitadora (Ejemplos: tabiques, tabicones, puertas, compuertas, cierre de huecos, etc.). Y Mixtos: tienen además una función portante o de soporte de cargas, el caso de la mayoría de los forjados y los muros de carga.

Conductos de ventilación y extracción de humos: Este tipo de instalacionesconecta prácticamente todos los locales interiores del edificio. Deberán ser resistentes al fuego o bien provistos de compuertas resistentes al fuego en los puntos que atraviesen los sectores de incendio. Si se trata de extracción de humos, solo se admite que sean resistentes al fuego.

Bandejas de cables: los edificios necesitan una instalación de cables que distribuye toda la red de electricidad, datos, voz, señales, etc. La gestión de esta red de cables debe ser compatible con la sectorización al fuego del edificio. Asimismo, existen cables que deberán estar protegidos del fuego, como las instalaciones de alarmas, extractores de humos y la iluminación de emergencia entre otros. Estas bandejas de cables deberán estar protegidas del fuego o bien discurrir por patinillos adecuados (sector de incendio).

Tenemos que tener en cuenta que la red de distribución eléctrica, es a la vez un camino de propagación del fuego (cables con aislamiento de plástico combustible y productos de humo) y una posible fuente de incendio (sobrecalentamiento de cables, cortocircuitos, chipas…). Deberán estar instalados de forma accesible (mantenimiento, modificación de líneas…) y ser estancos al fuego cuando atraviesan un sector de incendio.

En definitiva, existen técnicas de protección pasiva contra incendios que dan soluciones para problemáticas especiales: previenen el incendio y favorecen la extinción. Especialmente importante es la protección estructural mediante placas, morteros o pintura. Proporciona sistemas compartimentadores, potencia los existentes y soluciona los problemas causados por las instalaciones.

A todas estas soluciones, hay que sumar otros elementos de protección, como son detección de incendios, extintores, rociadores automáticos, BIE, señalización, puertas cortafuego, etcétera. Debemos recalcar la importancia de que la instalación y su futuro mantenimiento deben ser realizados por personal y empresas habilitados y competentes para que los elementos implementados funcionen con total garantía y eficacia frente a un incendio.

RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Google search engine

MÁS POPULARES